Este seguro se otorga a entidades financieras para hacer frente al saldo de la deuda en caso de muerte accidental del cliente cuando existe una obligación financiera a saber, préstamo bancario, tarjeta de crédito o línea de crédito, la suma asegurada decrece a medida que se amortiza el capital original del préstamo.

 

Cobertura básica: muerte por cualquier causa